CON MÁS DE 50 años de antigüedad, la capilla del Carmen se ha convertido en un símbolo de la historia de Playa del Carmen, al que se suman el palacio municipal y la terminal marítima

La capilla del Carmen

Fue nombrada así en honor a la patrona de la ciudad: la virgen del Carmen. Este inmueble, con más de medio siglo de existencia, es la estructura arquitectónica más representativa de Playa del Carmen, lo que le ha valido que a través de los años sea tomada como imagen de la promoción turística del destino.

Se encuentra ubicado en la Quinta Avenida con Juárez, según datos aportados por los fundadores de la ciudad; esta construcción religiosa es la más antigua de la localidad que aún se conserva intacta y en uso.

Raymundo Tineo Celaya, cronista vitalicio de la ciudad, en su libro “Playa del Carmen a través del tiempo”, publicado en 2007, menciona el siguiente dato histórico: “Suzano Aguilar era el delegado en 1964, cuando se construyó la capilla cerca de la playa en el primer parque de la población; la piedra, la grava y la cal, así como la mano de obra, fueron las aportaciones de la comunidad, mientras que el cemento, las varillas y el maestro albañil, fueron traídos desde Cozumel por el presbítero Juan Amezcua”.

La terminal marítima

El edificio data de 1941, cuando Playa del Carmen tuvo su primer recinto para cruzar desde ahí a Cozumel, según Luis Alejandre Morfín, gerente de la terminal marítima; sin embargo, con el paso del tiempo, este espacio ha evolucionado hasta ser en la actualidad una moderna construcción y símbolo arquitectónico de la ciudad.

La actual terminal marítima inició su construcción a principios de 2014 y fue parte de la remodelación que hizo la empresa Navegación Veracruzana, concesionaria del servicio, luego que por muchos años la ciudad ocupó una terminal que tenía un techo tipo palapa.

Fue inaugurada oficialmente en diciembre de 2016 por el gobernador Carlos Joaquín González, aunque desde hace más de un año funciona con todos los servicios, como baños, oficinas y locales comerciales.

En promedio, recibe a diario seis mil 500 personas, quienes cruzan a Cozumel o arriban de la isla.

Fue diseñado por el arqui-tecto Jesús Vega y tiene un faro en su parte superior, desde donde se pueden apreciar las playas del centro de la  ciudad.

Además de estos edificios destaca la terminal ADO, que según  crónicas, comenzó a funcionar  desde la década de los 70 en  una rudimentaria palapa,  hoy desaparecida.

El palacio municipal

Ala ciudad se le  conoce más como Playa del Carmen, pero es la cabecera del municipio de Solidaridad, la cual desde 1993 ganó  ese estatus luego de la emancipación  de Cozumel.

En sus inicios, la administración pública  tenía su sede en lo que ahora es el edificio de  la biblioteca Leona Vicario, sin embargo, debido  al rápido crecimiento se vio en la necesidad de tener un Palacio Municipal.

De acuerdo con el cronista Raymundo Tineo Celaya, la construcción de este recinto inició en la administración municipal 1996-1999, presidido por Rafael Medina Rivero y en el siguiente trienio se ocupó de manera oficial.

Fue diseñado por el arquitecto Denis Catzín. En el interior del recinto hay un mural, obra del artista quintanarroense Rodolfo Parra López, quien lo comenzó a pintar en el 2000 y lo terminó al año siguiente bajo el título “Xaman-Há, Cultura y Desarrollo”.

Está hecho con acrílico, en una superficie de 390 metros cuadrados. Fue su primera obra y plasmó en ella la historia de Playa del Carmen, desde que era una villa de pescadores y coprera.

Este mural fue de los primeros que se realizaron en la ciudad, la cual hoy está llena de arte urbano.

“Estaba tocando puerta y en el camino de la vida conocí a Miguel Ramón Martín Azueta, presidente municipal en ese período, le presenté el proyecto… hicimos entrevistas de campo para saber qué pintar, es una historia lo que representa, desde la fundación de Playa del Carmen con Xaman-Há, hasta ese presente, es decir, la época digital de aquel tiempo cuando aún no había celulares”, recordó.